La Historia de la Guanabana

Cheese-cake-Capella-Ixtapa

“Gracias por el excepcional servicio!” es una frase que a menudo escucho de nuestros clientes. Creo que el servicio, entre otras cosas, es lo que caracteriza a los Hoteles Capella. No tenemos un guión en cómo actuar para lograr ese “plus”. Es el cómo somos y el cómo nos preocupamos de nuestros huéspedes.

Capella Ixtapa está lleno de maravillosas historias de nuestro equipo. Recientemente escuche esta historia que involucra a Ciro, un mesero en el restaurante y que tengo que compartir con ustedes.

Teníamos a una pareja europea hospedándose con nosotros y cenaban por primera vez en el Restaurante de Mariscos. La noche era maravillosa, una noche estrellada, las olas rompían en las rocas debajo de nosotros y los huéspedes disfrutaban de una cena perfecta. Se pusieron a platicar con Ciro, el cual les explicaba que nuestros chefs incluyen productos frescos y locales en el menú, añadiéndole un toque especial a lo que de otra forma podría ser un platillo clásico.

Un ejemplo de esto dentro del menú de postres es el pay de queso. Está cubierto con un mousse de guanábana, una fruta que crece en Guerrero, México. A nuestros huéspedes les encantó el postre, y estaban emocionados de conocer ese nuevo fruto tan mexicano. Así que prometieron volver al restaurante a probar de nuevo el mismo postre la noche siguiente.

El día llegó, y la pareja visitó nuevamente el restaurante. Ciro tenía una sorpresa para ellos: ¡dos guanábanas recién cortadas! Ciro y su familia tienen árboles de guanábana en su rancho cerca de casa. Así que, después de ver la emoción de la pareja la noche anterior, ¡decidió cortar de manera especial la fruta para ellos! Sin necesidad de remarcarlo, la pareja estaba muy contenta con su propia y entera fruta de guanábana y agradecieron a Ciro por este detalle.

Es exactamente esta clase de detalles los que hacen tan especial tener la oportunidad de trabajar y visitar Capella Ixtapa.