Festejando a un héroe mexicano: Vicente Guerrero

Vicente_Ramón_Guerrero_Saldaña

Este mes celebraremos 205 años de la Independencia de México.  Los festejos en honor de la Independencia, la cual se festeja cada 16 de Septiembre, no son exclusivos de este día sino que ocurren a lo largo de todo el mes.  Decoramos los pueblos y ciudades en los colores de nuestra bandera, organizamos fiestas, celebraciones y eventos especiales dedicados a la patria.  Y puedes estar seguro que tendremos mucho que celebrar también en Capella Ixtapa!

En nuestro estado de Guerrero, nos sentimos especialmente orgullosos durante estos festejos, ya que orgullosamente llevamos el nombre de uno de los héroes más importantes de la lucha de Independencia en México: Vicente Guerrero.  Mientras nos preparamos para los festejos del Día de la Independencia, me gustaría aprovechar esta ocasión para compartirles un poco de historia de México y la historia de nuestro héroe Vicente.

Vicente Ramón Guerrero Saldaña nació un 10 de Agosto de 1782, en el pequeño pueblo de Tixla en el ahora estado de Guerrero.  De raíces humildes, su padre fue el indígena Pedro Guerrero, y su madre Guadalupe Saldaña fue una esclava africana.  Cuando estalló la guerra de Independencia en 1810, Vicente trabajaba en su pueblo, pronto se unió a la lucha por la independencia junto a las tropas del General Jose María Morelos y Pavón.  Cuando Morelos fue asesinado por los españoles en 1815, Guerrero se convirtió en el comandante en jefe de su ejercito.  Posteriormente pacto unir fuerzas con el general español Agustín de Iturbide, en lo que se conoce ahora como el “Plan de Iguala”.  Originalmente este plan reconocía los derechos civiles solamente de los indígenas mexicanos pero no de los afro-mexicanos.  Guerrero se negó a firmar dicha versión original del plan, y exigió igualdad de derechos para los Africano-Mexicanos y cualquier otro tipo de mestizaje.  Fue entonces que se incluyó en dicho plan la ley 12, la cual menciona: “Todos los habitantes… sin distinción, ya sean de origen europeo, africano o indígena son ciudadanos… Con plena libertad de buscarse la vida de acuerdo a sus méritos y virtudes.”

Como mencionan los libros de historia, Iturbide y Guerrero pactaron finalmente que México sería una Monarquía Constitucional Independiente; que las diferencias de clase deberían ser abolidas entre Españoles, Criollos, Mestizos e Indios; y que el Catolicismo sería la fe del estado.  Iturbide fue entonces nombrado Emperador de México por el Congreso el 27 de Septiembre de 1821.  Sin embargo, cuando las leyes de Iturbide comenzaron a favorecer claramente solamente los intereses de los ricos terratenientes mexicanos, los cuales explotaban a los trabajadores más pobres e indígenas, Guerrero se rebeló contra el.

Posteriormente, Guerrero participó en una “Junta” de tres personas que gobernó México independiente en el periodo de 1823 a 1824, hasta que se anunció la elección donde Guadalupe Victoria fue elegido como primer presidente de México.  Como líder del “Partido de la Gente”, Guerrero luchó por educación publica, reformas a la propiedad de la tierra, y muchos otros programas de naturaleza liberal.

En 1829 fue elegido presidente de México. Como presidente, Guerrero consiguió la igualdad económica y racial en México.  Fue el segundo presidente de México y el primero en surgir de una familia humilde y de clase trabajadora.  Es así también considerado el primer presidente negro e indígena de el continente Americano.  Guerrero abolió la esclavitud el 16 de Septiembre de 1829 (40 años antes de que Lincoln lo hiciera en los Estados Unidos).  Finalmente, Guerrero fue traicionado por un grupo de reaccionarios, y ejecutado el 14 de Febrero de 1831.

Mediante este breve resumen de la vida de Vicente Guerrero, se entiende por que es considerado un héroe nacional.  Y además de haber sido uno de los principales generales en la Guerra de Independencia, por su lucha por lograr la igualdad de derechos para todos los ciudadanos mexicanos se le ha considerado como uno de los hombres de color más importantes de la historia.  El estado de Guerrero orgullosamente porta su nombre, así también como muchos pueblos y barrios de México.  Una razón más para decir: ¡Viva México!