A Visit To The Glass Factory

IMG_3384_800

Living in Cabo means I don’t just get the benefit of the beaches, but of our town as well.  I love exploring the different artists and artisans that make up our community.  One of my favorite places is The Glass Factory, which sells beautiful hand blown glassware.

The Glass Factory opened in 1990 and was for many years the only hand blown glass factory on the peninsula.  Visiting it over the years has piqued my curiosity about the art form.  I confronted owner Sebastian Romo, who explained a bit about the history and process of making the glassware.

Glass was first discovered around 2500 B.C., but it wasn’t until about 50 B.C. that people began to blow glass.  The first examples of glass blowing in North America were in Puebla, Mexico in 1535 by artisans who came from Europe during the Spanish reign.  The art form caught on and glass blowing is now considered one of the traditional Mexican arts and crafts forms.

 

Authentic hand blown glassware has a pontil or a small scar at the bottom.  This mark indicates that the piece is free-blown.  A pontil occurs when a glass blower, finished with shaping a particular piece, cuts the hot glass from the blowpipe.

The Glass Factory employs 30 artisans who can blow up to 500 unique pieces daily!  It is truly a sight to see!  Of course if you have the opportunity to stay with us, your Personal Assistant will be glad to organize a tour for you.

Una Vista A La Fábrica De Vidrio

IMG_3384_800

Vivir en Cabo significa tener no solo el beneficio de disfrutar las playas, sino también de disfrutar la ciudad. Me encanta explorar y conocer a los diferentes artistas y artesanos que conforman nuestra comunidad. Uno de mis sitios favoritos es la Fábrica de Vidrio, la cual vende hermosos objetos de vidrio soplado.

La fábrica de vidrio abrió sus puertas en 1990 y fué por muchos años la única fábrica de vidrio soplado de la península. Visitarla a lo largo de estos años ha despertado mi curiosidad acerca de esta forma de arte. Me entrevisté con el dueño Sebastián Romo, quien me explicó un poco acerca de la historia y proceso de soplar el vidrio.

El vidrio fue descubierto alrededor del año 2500 A.C., pero no fue sino 200 años después que la gente comenzó a soplar el vidrio. Los primeros ejemplos de vidrio soplado que hay en Norte América vienen de Puebla, México en 1535 por artesanos que llegaron de Europa durante la colonia Española. La expresión artística se desarrolló y el vidrio soplado es ahora considerado una de la artesanías típicas Mexicanas.

 

El vidrio soplado auténtico tiene una especie de pqueña marca o ‘cicatriz’ en la parte baja del objeto. Esta marca indica que la pieza fue soplada libremente. Esta marca se produce cuando el soplador termina de moldear una pieza en particular, y corta el vidrio caliente del tubo que sirve para soplar el vidrio.

La fábrica de vidrio emplea 30 artesanos los cuales producen diario cerca de ¡500 piezas únicas! ¡Es verdaderamente algo que prescenciar! Por supuesto si tienes la oportunidad de hospedarte con nosotros, tu Asistente Personal con mucho gusto organizará un tour para tí.